Desguaces Vigo / Reciclaje de vehículos

Desguaces y Medio Ambiente

empresaCuando un vehículo llega al final de su vida útil y ya no cumple la función por la que fue adquirido, lo mejor es deshacerse de él para ahorrarnos seguir pagando impuestos de circulación, seguro y revisiones de ITV de un automóvil que no estamos utilizando.

Hasta hace unos años eran llevados a recintos que parecían cementerios de coches donde se amontonaban haciendo del espacio del desguace un lugar un tanto sucio y peligroso. También era común encontrar automóviles abandonados en la vía pública por la pérdida de tiempo que representaba buscar estos centros o, si el coche no funcionaba, quien lo desplazara hasta allí.

Hoy en día, dejar abandonado un vehículo en la calle está penado civilmente por multas que van de los 600€ hasta los 30.051€. Además la normativa legal obligó a los desguaces a remodelarse para convertirse en Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (C.A.T.V.) donde son descontaminados, achatarrados y reciclados.

Nuestra política medioambiental es muy severa y sólo colaboramos con C.A.T.V. que estén verdaderamente comprometidos con el medio ambiente porque un planeta sano y limpio nos permite construir un mejor futuro para todos.

Proceso de reciclaje en el desguace

Acompáñenos a conocer el proceso al que es sometido su vehículo desde el momento en que usted confía en nosotros para su retirada con grúa y tramitación de baja definitiva en la jefatura provincial de tráfico. Descubra como le damos una nueva vida útil a su automóvil:

  • Contactamos con usted para concretar el día y hora en que pasaremos a retirar su vehículo al desguace con nuestra flota de grúas.
  • Se recoge sin coste alguno su vehículo y la documentación acordada para la gestión de la baja telemática del mismo.
  • Cuando el automóvil entra en nuestras instalaciones se procede a la expedición del certificado de destrucción y la baja definitiva.
  • Para determinar el alcance de desmontaje, el vehículo es registrado y se procede a la neutralización de los elementos potencialmente inflamables.
  • Seguidamente se extraen todos los líquidos operativos y se sellan los orificios de salida de forma segura.
  • Ya que hemos sacado airbags, tensores, bornes, y fluidos; se continúa con el resto de residuos peligrosos: batería, carga calorífica, halógenos…
  • Se prosigue con el desmontaje de piezas que serán descontaminadas y puestas a prueba para comprobar que pueden ser reutilizadas.
  • Así, los componentes revisados que sigan siendo de utilidad, serán comercializados desde nuestra sección de piezas de recambio.
  • Se aprueba el compactado eliminando la chatarra, y separando motor, transmisor y ejes.
  • Se clasifican los metales férricos de los no férricos para su trituración según dictamina la legislación de vehículos que llegan al final de su vida útil.